content top

Seguidores

sábado, 28 de abril de 2012

DONA UN RIÑÓN A SU JEFA Y ELLA LA DESPIDE


Jackie Brucka, de 61 años y jefa de una empresa de Long Island (Nueva York, USA), cayó gravemente enferma. Su única solución era trasplantarle el riñón. A esta llamada de auxilio acudió una de sus empleadas, Debbie Stevens, de 47 años, divorciada y madre de dos niños, quien se ofreció para darle uno de sus riñones.
Después de extirparle el riñón a Debbie, los médicos determinaron que era incompatible con el de su jefa, por lo que a ésta le pusieron uno llegado de San Francisco y el de su empleada fue a parar a otro paciente.
La operación le provocó problemas de salud a Debbie, que tuvo que quedarse en casa varios días sin poder asistir a su lugar de trabajo. Por esta razón y a pesar de la intención de salvarla,Jackie decidió despedirla; “si no lo hago, pensarán que te doy un trato especial”, le dijo.
Debbie se siente totalmente traicionada: “decidí convertirme en su donante de riñón y ella se llevó mi corazón”.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Oye, si quieres puedes enviarme un mensaje privado: moe6sis@yahoo.com

content top